La educación debe potenciar aquellos valores que tienen que ver directamente con la formación de un buen ciudadano: la tolerancia, el respeto a las diferencias, la igualdad, la solidaridad, la convivencia, la participación democrática.

La educación es una pieza clave para la consecución de una ciudadanía que participe activamente en la construcción de un mundo más solidario, más tolerante, más saludable, más respetuoso con el medio ambiente, más combativo contra todo tipo de discriminaciones.

Educar consiste en avanzar hacia una escuela basada en la integración en el currículo de las distintas áreas y materias del conocimiento y la práctica de los distintos valores; en las prácticas educativas y las estrategias didácticas que promueven la reflexión crítica y la implicación del alumnado; en la apertura de los centros y la participación social; en la adquisición de unos hábitos de comportamiento que se ciñan al compromiso con unas normas que son asumidas por la sociedad como válidas y referentes para avanzar hacia la consecución de una sociedad más justa, más solidaria, con menos desigualdades y con más respeto hacia los demás. Todo ello convencidos de que nuestra ciudadanía pide a la escuela que forme personas capaces de vivir y convivir en sociedad, personas que sepan a qué atenerse y cómo conducirse.

Desde el Centro promovemos la participación del alumnado en actividades que favorecen el desarrollo de ábitos de vida saludable, buenas prácticas y comportamientos responsables y comprometidos.

Estas actividades contribuyen a enriquecer el currículo favoreciendo el desarrollo de las competencias clave del mismo.

http://colmilagrosa.blogspot.com.es/2018/02/buenas-practicas_14.html